xhtml1-transitional.dtd"> QUE SE SIENTE TENER LA REGLA - el Vacil?n

el Vacil?n

Domingo, 07 de mayo de 2006

Por Jcap2 @ 17:39


QU? SE SIENTE TENER LA REGLA
Por:Isabella Santo Domingo
Imagen

Popularmente conocida como la regla, 'la visita' o la menstruaci?n, como sea, sangrar profusamente en ciclos que se presentan (dependiendo de la v?ctima) cada 28 ? 30 d?as, no tiene nada de divertido, les voy a contar por qu?.
Alguna conexi?n macabra debe existir entre la menstruaci?n y la Ley de Murphy. No es divertido que la ilustre 'visita' nos llegue sin avisar, casi siempre en los momentos m?s inapropiados. Es decir, en la playa, en medio de un tranc?n, fijo en alg?n evento p?blico o, peor a?n, durante el foreplay de una noche rom?ntica. Encima de todo, como en el caso de cualquier hu?sped fastidioso, no s?lo se queda un buen rato, sino que las secuelas de la desagradable visita permanecen por varios d?as m?s. Es decir, cuando la regla se va, nos deja de regalo algo que se llama flujo. Es como el amigo que lo visita a uno por unos d?as: uno lo hospeda muy amablemente en su casa y cuando se va, ?te deja un mont?n de cuentas por pagar!
Los c?licos que sentimos cuando estamos a punto de tenerla son como dolores de parto; la diferencia es que no hay un 'retraso', no hay curas cerca para bendecir argollas, ni baby showers con regalos que te ayuden a disipar el malestar. Ni siquiera un novio a la vista, como en la mayor?a de los casos, y ni qu? decir de un beb? a bordo. Es decir, se trata de una especie de parto sicol?gico, ?pero sin los regalos! Tener la regla es sentirse mal porque s?. De mal genio porque s?. Fastidiadas desde el momento en que sabemos que va a llegar, amargadas durante su 'visita' y malhumoradas por no saber cu?ndo demonios se ir?.
La sensaci?n de usar un tamp?n, que no es m?s que un corcho vaginal para evitarnos verg?enzas p?blicas o para poder fingir que all? adentro no est? pasando nada (especialmente con un bikini puesto), solo es comparable a la de tener sexo con alguien que, encima de tenerla chiquita, sabemos no nos volver? a llamar. Pon?rselo es complicado y aparatoso. Hay mujeres que tienen t?cnicas raras como la de subirse a un banquito para que entre mejor, o la de acostarse en la cama, pues as? duele menos. Las que nos damos mejor vida optamos por imaginarnos que estamos ante la experiencia de tener sexo con un extra?o, solo que una vez nos introducimos el cil?ndrico y no muy bien dotado aparato nos desilusionamos al recordar que el tama?o 'no es lo de menos' y que las bater?as s? sirven para algo. Para rematar, luego de tener sexo virtual todo el d?a, al quit?rnoslo. fin del romance. ?Lo peor de todo es la sensaci?n de que el muy ingrato ni siquiera nos volver? a llamar!
Usar una toalla higi?nica, para las m?s profesionales o pr?cticas en al asunto, es algo as? como llevar una papaya entre las piernas. Porque una cosa es dar papaya y otra muy distinta es tener que cargar con un bulto pesado que de higi?nico tiene lo que yo tengo de manicurista. Encima de todas las complicaciones que tenemos para sobrevivir a la desagradable visita, hay que aprovisionarse de antemano con toda suerte de elementos higi?nicos y dominar toda la terminolog?a regl?stica del caso. Tampones o tampax (si el corcho vaginal es importado), protectores de panty (porque 'uno nunca sabe'. los hay de tipo convencional, los de tipo tanga y hasta los hilo dental), toallas para el d?a y para la noche (extralargas cual hamacas de San Jacinto y con alas que no permiten volar ni la imaginaci?n siquiera).
Eso s?, tener sexo con la regla, a diferencia de lo que los hombres piensan, aparte de 'colorido', para las mujeres es delicioso. Lo que no es divertido es tener que asumir una actitud sumisa y de consideraci?n, para no ofender a la contraparte cada vez que queremos tener sexo a pesar de la fastidiosa regla. Muchas mujeres lo asumen como si para ellos fuera algo as? como hacernos un 'favor' y jam?s admiten que no solo lo disfrutamos, pues tenemos m?s ganas debido a que las hormonas est?n m?s alborotadas que durante el resto del mes, sino que lo mejor de todo es que ni siquiera toca fingir un orgasmo pues ni cuenta se dan si nos vinimos, ?o nos estamos yendo!
Mancharse en p?blico es una verg?enza solo comparable con la de que lo dejen a uno plantado en medio de una fiesta y que el novio se vaya, frente a todo el mundo, con la mejor amiga. La gente se aparta, murmura y comenta entre risitas idiotas. Luego, sinti?ndose como una perfecta fracasada y, ni qu? decir, rechazada social, toca ir a lamentarse de su desgracia sola mientras los dem?s se divierten... generalmente a costa nuestra.
T?cnicamente, la regla, por muy fastidiosa que sea, dura entre cuatro d?as y una semana. No es cierto que dure un mes y, si lo tienen convencido de lo contrario es muy probable que no se lo quieran 'dar'. Lo que s? es gracioso, en medio de tanta tragedia, es que duramos toda la vida quej?ndonos de la 'maldita' regla para que, unos a?os despu?s, cuando se nos vaya definitivamente, ?terminemos a?orando la 'bendita' regla!


toamado de la Revista Soho : http://soho.terra.com.co/soho/articuloView.jsp?id=1622

COMENTARIOS

Viernes, 04 de enero de 2008

Por mauricio @ 15:21


Demonioen realidad es admirable lo la fortaleza con la que atienden al invitado que llega sin aviso y se sin dejar nada bueno... pero,,,,,,, cuando lo haces con tu pareja en esos dias de verdad lo disfrutas mas que los otros???

me gustaria acerle el favor a una chica que este atendiendo al invitado... para que lo disfrute en esos dias tan molestos.

saludos y gracias por aclarar una duda que esta siempre en medio de la sociedad masculina y que pocas veces se tiene el valor de decir...

BYE



=|HF|=Black Wolf (chi)